Cuídate

Vuelta a la rutina y al calzado cerrado: cómo cuidar tus pies después del verano

home
Tendencias
Novedades
Cuídate
Do it Yourself

Después de llevar todo el verano tus pies bien aireados, toca volver a la rutina del trabajo y al calzado cerrado. Con probabilidad, las agresiones a los que los has expuesto durante todo este tiempo (chanclas de goma, sol, agua del mar, etc.) hayan hecho mella en la piel de tus pies. Por eso, te queremos dar unas recomendaciones para ponerlos a punto en esta época del año.  

En primer lugar, es muy probable que tus pies estén sufriendo una sequedad más severa de lo normal. Obsérvalos, puede ser que encuentres alguna que otra dureza provocada por el calzado veraniego. Te proponemos que te sometas a una buena sesión de pedicura en casa con la Lima Eléctrica PediSilk y elimines todas las limes todas las durezas que hayan podido aparecer en ellos.

Después, mima e hidrata tus pies como se merecen, especialmente el talón, que suele ser la parte del pie que más se reseca. Si están especialmente secos, hidrátalos y exfólialos al menos una vez por semana.

Además, a partir de ahora volverás a llevar zapatos cerrados después de meses calzando sandalias y playeras. Volver al zapato cerrado puede provocar rozaduras y ampollas, que aparecen si no tenemos los pies suficientemente hidratados. Por otro lado, es importante escoger bien unos calcetines que te ayuden a absorber el sudor para eliminar de forma efectiva el exceso de humedad en los pies.

¡Con estos consejos, podrás afrontar la reentré pisando más fuerte y mejor que nunca!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*

¿desea ser el primero en conocer nuestras novedades?