Do it Yourself

¡Protege tu piel del frío!

home
Tendencias
Novedades
Cuídate
Do it Yourself

En invierno son muchas las personas que dejan de cuidar y mimar la piel pensando que, al estar resguardada por prendas gruesas, las agresiones externas no la dañarán.

Esta creencia es completamente errónea. A pesar de lo que podamos pensar, con la llegada del frío la piel sufre porque su barrera protectora se debilita y esto provoca que se vea afectada por muchos factores que pueden llegar a irritarla, deshidratarla y crear sensación de tirantez. Además, el frío relentece el proceso de renovación celular, hecho que provoca que la piel tenga un aspecto opaco y apagado.

Para evitar todas estas alteraciones, desde Clenosan queremos compartir contigo algunos consejos para que protejas tu piel de las bajas temperaturas y la cuides cómo se merece. ¡Toma nota!

  • Hidrátate diariamente: En invierno, la piel sigue necesitando hidratación por lo que te recomendamos aplicar una crema hidratante corporal a diario para evitar la sequedad. Presta especial atención a las rodillas y a los codos ya que son una de las zonas más secas del cuerpo. Además, el rostro, el escote y el cuello también necesitan hidratación pero procura que ésta tenga un alto factor de protección solar.
  • Renueva la piel: Para que la piel luzca radiante, lisa y con un tono luminoso, es necesario renovarla eliminando las células muertas. Para ello, realiza un peeling corporal cada dos semanas. ¡Verás cómo el aspecto de tu piel mejora!
  • Presta especial atención a las zonas más sensibles del rostro. Con la bajada de las temperaturas, una de las zonas del rostro que más sufren son los labios que se resecan y se agrietan debido a la falta de hidratación. Utiliza a diario un regenerador labial que hidrate y proteja tus labios del frío o de las radiaciones solares. Y si ya tienes cortes, repáralos con un bálsamo hidratante. Además, recuerda aplicar una crema hidratante en las mejillas para protegerlas del frío.
  • Protege las manos: Las manos son una de las zonas del cuerpo que más expuestas están a las agresiones externas. Procura hidratarlas diariamente con una crema de manos enriquecida para evitar que se resequen y que aparezcan grietas. Además, incluir guantes en tu outfit diario te ayudará a mantenerlas protegidas.
  • Evita los baños de agua muy caliente: En invierno, el agua caliente puede perjudicar los tejidos de la dermis y dañar el aspecto de tu piel. Además, el cambio de temperatura de frío a calor puede provocar la aparición de rojeces.

¡Sigue estos consejos y protege la piel del cuerpo los 365 días del año!

Encuéntralo en tu farmacia.